postheadericon Un niño bien alimentado tiene menor riesgo a enfermedades en la edad adulta

El gran reto de la Pediatría en la Venezuela del 2017, es alertar y defender que se cuide y cumpla con una alimentación adecuada en los niños.

Para el Dr. Isaac Hassan, médico pediatra con postgrado en gastroenterología pediátrica que forma parte del staff de Policlínica Metropolitana, el cuidado de la alimentación en todas sus fases, es el factor determinante en el desarrollo de un niño desde el momento de su nacimiento, y lo que puede determinar que en su vida adulta goce de una mejor salud.

Esta afirmación nos la ofreció en el marco del Día del Pediatra, celebración que precisa se produce en un momento muy complejo para su profesión, ya que si algo está en riesgo en la actualidad, es poder garantizar una buena alimentación en los niños:

-Desafortunadamente si no se alimenta un niño de la manera correcta- alerta-, no se va a completar su desarrollo físico y mental debidamente y no va a disponer de buen coeficiente intelectual. Muy poco del cerebro se desarrolla cuando ya somos jóvenes y/o adultos. La buena nutrición tiene un efecto esencial en los primeros mil días de vida del niño o niña, y para cuando llega a la edad escolar, alrededor del 80% de su cerebro ya se ha desarrollado.

La desnutrición infantil tiene una serie de consecuencias negativas como una tasa mayor de mortalidad, bajo desempeño durante la etapa de aprendizaje de las habilidades cognitivas, sociales y emocionales, bajo desempeño escolar y limitada productividad laboral en la edad adulta. Este proceso colabora con la transmisión intergeneracional de la pobreza y la desigualdad.

Un niño con una buena alimentación pude evitar el desarrollo de enfermedades en la adultez, asegura nuestro especialista, de tal manera que la alimentación del niño desde el primer día de vida es importante. Según la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría los bebes deben ser amamantados exclusivamente hasta los seis (6) meses, aunque en opinión del Dr. Hassan, a partir de los 4 meses debe iniciarse la incorporación de nuevos alimentos.

Dr. Isaac Hassan, médico Pediatra, especialista en Gastroenterología Infantil.

Dr. Isaac Hassan, médico Pediatra, especialista en Gastroenterología Infantil.


-Los niños a partir de los cuatro (4) meses deben empezar el proceso de “ablactación” –dice- que es ir incorporando de manera gradual otros alimentos más allá de la leche materna. Así se realiza la introducción paulatina de frutas y vegetales (4 mes), pollo y carne (5-6 mes), papillas, masa de arepas o bollitos, con queso rallado, (6-8 mes), granos (9-10 mes). Al llegar al año de vida, finalmente se introduce los huevos, pescados, frutas cítricas y leche completa.

Este proceso trae adicionalmente gran cantidad de beneficios ya que enseña a masticar y a tragar alimentos al bebe, contribuye al desarrollo del paladar, se previenen enfermedades en el sistema otorrino, y al mismo tiempo ayuda a impulsar y mejorar la parte lingüística.

En el caso de alimentación de los bebes hay dos premisas fundamentales: Evitar los alimentos recalentados o preparados más de 8-12 horas antes de ser consumidos por el niño. Y tener cuidado extremo con las medidas higiénicas durante el primer año de vida, lo que incluye hervir el agua, esterilizar tetinas, chupones y biberones principalmente los primeros 6 meses de vida del bebé.
Posteriormente, agrega el Dr. Hassan, se deben cumplir pautas de buena alimentación, como:

• Evitar el consumo de chucherías, refrescos y jugos pasteurizados e introducirlo en las los loncheras de los niños que van al colegio.
• Evitar comer comida chatarra, ya que comer lo más sano y naturalmente posible ayuda al buen desarrollo metabólico de los niños.

Con una buena alimentación se evitan enfermedades de tipo metabólico en la edad adulta; todo lo que el niño coma desde los dos (2) en adelante hasta a la adolescencia es lo que le va a proteger de las enfermedades más comunes que se ven como la diabetes, la obesidad y la hipertensión, que según el especialista es el éxito de una vida sana y saludable.

Insistió el médico pediatra de PCM que uno de los grandes retos que tiene la Pediatría en Venezuela, es promover más que nunca el que se alimente de la manera correcta, saludable y natural al niño, y que se realicen esfuerzos para evitar que el índice de desnutrición aumente cada vez más, ya que un niño bien alimentado, con los nutrientes necesarios, poseerá un alto coeficiente intelectual y tendrá éxito escolar y profesional.

Finalmente el Dr. Isaac Hassan puntualizó las siguientes recomendaciones a las madres sobre el cuidado de sus hijos:
• Evitar que los niños tomen refrescos y jugos pasteurizados porque poseen una gran cantidad de azúcar.
• No incorporar a la lonchera del colegio o guardería las chucherías, es más recomendable enviar alguna fruta de merienda.
• Garantizar el control pediátrico con el especialista, el cual es sumamente importante para que el niño crezca saludable y sano.
• Y cumplir con el programa de inmunización a través de las vacunas para evitar distintas enfermedades como la polio, la rubeola, el sarampión, la difteria, entre otras enfermedades que son evitables mediantes vacunas.