postheadericon Los calambres musculares

Los calambres son contracciones o espasmos súbitos e involuntarios en uno o más músculos. Generalmente ocurren después del ejercicio o por la noche. Pueden durar desde segundos hasta varios minutos.

Estos calambres pueden generarse en los pies, manos, brazos, abdomen, y muy comúnmente a lo largo de la caja torácica, en algunos casos se pueden detener estirando el músculo y realizando movimientos suaves. Los grupos musculares que con más frecuencia están  involucrados son la pantorrilla, la parte posterior del muslo (hacia la corva) o en la zona frontal del muslo (cuádriceps).

¿Que los provocan? Los períodos prolongados de ejercicio o de trabajo físico, así como algunos medicamentos y enfermedades o la afectación de la red nerviosa.

También las distensiones o exceso de uso de un músculo, movimientos bruscos, el clima frío, la deshidratación (por no ingerir líquidos o a consecuencia de cuadros de vómitos o diarrea), la falta de minerales en la dieta diaria o pérdida excesiva por procesos metabólicos del organismo. 

En la mayoría de los casos los calambres son inofensivos y su efecto desaparece al cabo de unos minutos. Normalmente se pueden aliviar o reducir su frecuencia realizando ejercicios de estiramiento de la zona afectada o con masajes sobre el músculo para minimizar el dolor. En los casos persistentes o cuando el dolor sea muy intenso se aconseja la consulta médica. Para que luego del diagnóstico decida prescribir medicamentos tipo relajante muscular o antiinflamatorio. 

Para reducir la aparición de calambres se recomienda realizar sesiones de calentamiento previo al ejercicio a fin de preparar al músculo antes del esfuerzo; y repetirlos al final la sesión. Los ejercicios de estiramiento mejoran la flexibilidad. 

Lo que No se debe hacer 

No es conveniente tratar un calambre por sí mismo con masajes inapropiados ni automedicarse.

Si los calambres se presentan con mucha frecuencia lo mejor es acudir al médico o fisioterapeuta para evaluar qué tipo de molestias musculares presenta la zona afectada. Así el especialista determinará el mejor método para su tratamiento.

Recomendaciones que pueden disminuir los calambres

  • Suspenda la actividad apenas se presente el calambre. Haga movimientos suaves
  • Realice de forma permanente estiramientos (antes y después del ejercicio) para mejorar la flexibilidad muscular
  • Ajuste la intensidad del entrenamiento. Ejercítese según su capacidad
  • Beba suficiente agua durante el día y de manera especial durante la práctica deportiva o la sesión de ejercicios
  • Incluya en su dieta diaria la ingesta de frutas y vegetales como cambur, naranja, tomate y plátanos
  • Si los calambres son recurrentes, muy intensos o el dolor persiste por varios días, consulte al médico.