postheadericon La Reanimación Neonatal debe estar a cargo de quien tenga la mayor competencia

El Servicio de Pediatría de Policlínica Metropolitana llevó a cabo un Taller de Actualización en el Manejo de la Reanimación Neonatal, que se inició a partir de un proceso de simulacro partiendo desde el nacimiento del niño, bien en aquellos casos de madres con problemas durante el embarazo o proceso de parto, o en lo relativos a niños nacidos prematuramente o bajo situaciones que comprometan su subsistencia.

Toda vez que cada vez aumenta el número de nacimientos que requieren de algún tipo de reanimación, Policlínica Metropolitana ha venido trabajando intensamente en la actualización, preparación y formación de sus enfermeros, médicos y especialistas, de tal manera que el trabajo se desarrolle a través de equipos de atención integral para el abordaje de estas situaciones.

La actividad fue coordinada por el Dr., Rafael Godoy, Jefe de Pediatría de PCM, y contó con la participación del Dr. Rodolfo Muller, como conferencista principal. Además en el simulacro participó el Equipo de Pediatras Intensisvistas de PCM: Dr. Rosendo Ardila, Dra. Karina Ledezma, y el Médico Ginecobstetra Dr. Oswaldo Luengas.

FOTO LA REANIMACIÓN NEONATAL UNO

-Resolver con éxito estas situaciones es posible cuando se tiene entrenamiento –destacó el Dr. Muller-; por ello cada 5 años se actualizan todos los protocolos de Reanimación Neonatal. Más que la experiencia, en estas situaciones se impone: no perder tiempo, anticiparse, y dejar actuar al que sabe reanimar correctamente.

Los tres vértices de la reanimación neonatal de un recién nacido son: cuidar la temperatura, cuidar la saturación de oxígeno, y cuidar la frecuencia cardíaca.
El 10% de los bebes que nacen requieren algún tipo de reanimación, y sólo en el 1% de los casos se procede a entubar.

-Nuestra misión es buscar que el bebé respire .-Insistió el Dr. Rodolfo Muller-. La reanimación o resucitación cardiopulmonar al nacer es un emergencia mayor en Pediatría. No hay otro período de la vida en que la probabilidad de requerir reanimación sea mayor: Alrededor de un 5 a 10% de los recién nacidos requiere algún grado de reanimación y de 1 a 10% de los nacimientos intrahospitalarios requieren de alguna forma de ventilación asistida . El tratamiento del niño deprimido, que no respira, puede ser fundamental para su sobrevida y calidad de vida. Debe ser realizado con el más alto nivel de competencia, lo que incluye personal calificado, equipamiento y medicamentos. Estas condiciones deben existir en todos los partos.

FOTO LA REANIMACIÓN NEONATAL DOS