postheadericon La lechina o varicela

La varicela o lechina es una enfermedad causada por el virus varicela-zóster, perteneciente a la familia del herpes zóster.

Es muy contagiosa y su síntoma característico es el sarpullido con picazón y ronchas tipo ampollas en la piel.

El período de incubación dura entre 10 y 21 días. Se contagia dentro de las primeras 24 a 48 horas luego de la manifestación de la erupción y mientras las ampollas estén presentes.

¿Cuáles son los primeros síntomas?

* Dolor de estómago
* Fiebre
* Cansancio
* Dolor de cabeza
* Pérdida de apetito
* Picazón y la aparición de ronchitas planas

¿Cómo se contagia la lechina?

La principal forma de contagio es de persona a persona, bien por contacto directo con las lesiones cutáneas, por expulsión de saliva al toser o estornudar; también por besos o por compartir bebidas o comida.

También se puede contraer a partir de las lesiones de una persona con herpes zóster (culebrilla), o por intercambio de piezas contaminadas: mantas o ropa.

Tanto la lechina en niños pequeños como aquellos casos en los que el cuadro evolutivo de la enfermedad se complica, es aconsejable acudir al médico Pediatra o Infectólogo para que determinen las causas. Lo importante es que el paciente reciba tratamiento adecuado para reducir las consecuencias de este enfermedad infecciosa en la salud integral.

Hay una variación de la varicela conocida como hemorrágica, que es más grave e implica un alto riesgo para el paciente. Afortunadamente es de muy poca frecuencia.

¡A tomar en cuenta!

Se aconseja llevar un registro actualizado de las enfermedades infecciosas que afectan a los más pequeños, incluyendo su evolución.

Esta información es vital para el programa de vacunas del niño y también para el control integral de su salud, incluso en su edad adulta.