postheadericon La culebrilla es causada por el mismo virus de la lechina

La culebrilla o herpes zóster es una erupción cutánea dolorosa causada por el mismo virus que ocasiona la varicela o lechina. Después de tener varicela, el virus permanece latente en el cuerpo y puede pasar muchos años sin causar problemas. Pero, a medida que la persona envejece –o está sometida a un cuadro de estrés–  el virus puede reaparecer como herpes zóster; algo que suele presentarse en personas mayores de cincuenta años de edad.

“La culebrilla afecta las raíces nerviosas y los síntomas suelen ser ardor o dolor punzante, picazón y cosquilleo. Éstos se manifiestan en una zona del cuerpo y, entre uno y 14 días después, aparece la erupción o pequeñas ampollas”, resalta la Doctora Elena Machado, Dermatóloga de Policlínica Metropolitana. “Cualquier persona que haya tenido lechina está en riesgo de tener culebrilla”, precisa.

“La culebrilla afecta las raíces nerviosas y los síntomas suelen ser ardor o dolor punzante, picazón y cosquilleo”, Dra. Elena Machado

“La persona que tiene una erupción de culebrilla no la va a transmitir a otra persona; pero si podrá transmitir el virus a alguien que no haya tenido lechina. Los niños suelen ser los más expuestos a contraer la varicela en lugar de herpes zóster. El virus se propaga a través del contacto directo con las ampollas. No se propaga a través del aire”.

“El tratamiento temprano con medicamentos adecuados y específicos para combatir el virus puede ayudar. También pueden ayudar a prevenir el persistente dolor”, indica.

Hay casos de culebrilla que pueden ser muy severos. Cuando son nervios de la cara pudieran afectar la vista o el oído. El dolor asociado a la culebrilla puede durar semanas, meses o, incluso, años. “Hay que prestar mucha atención a las secuelas porque la persona afectada puede presentar la llamada neuralgia posherpética”, comenta la especialista. “En casos de cuadros de dolor agudo se requerirá una evaluación médica más profunda y muy probablemente, la indicación de medicamentos o tratamientos para el dolor, en función del cuadro que presente el paciente”, añade la Dra. Machado.

Existe la vacuna zostavax, que reduce de manera significativa las molestias asociadas con el herpes zóster. Está indicada para personas mayores de 60 años, precisa la Dra. Machado.

Síntomas y evolución

La culebrilla afecta las raíces nerviosas, por ello es importante prestar atención cuando se sienta ardor o dolor punzante, picazón y cosquilleo, que suelen manifestarse en una zona del cuerpo; antes de que aparecen las ampollas.

Hay mucho en torno a cómo tratar la culebrilla. Incluso, hay rituales y mitos mágico-religiosos, pero la especialista resalta que las recomendaciones médicas que incluyen

  • Mantener la zona afectada cubierta
  • Evitar tocarse o rascarse el sarpullido
  • Lavarse las manos con frecuencia para prevenir la propagación del virus a otras zonas del cuerpo
  • Evitar el contacto con las ampollas del sarpullido antes de que se formen costras
  • Evitar contacto con embarazadas, bebés prematuros, personas con sistema inmunológicos debilitados (personas trasplantadas, ancianos)
  • Usar varias veces al día compresas frías y húmedas de manzanilla para aliviar la picazón
  • Mantener la piel limpia. Descartar los vendajes que se utilizan para cubrir las úlceras en la piel.
  • Lavar con agua caliente las prendas de vestir que tengan contacto con las úlceras de la piel. Lave las sábanas y las toallas con agua caliente

Al presentarse alguno de los síntomas, se aconseja acudir al médico. “la prescripción de medicamentos de forma oportuna puede ayudar a aliviar el dolor causado por la culebrilla y a reducir en cierta medida, la intensidad de la afectación de esta enfermedad viral.