postheadericon Cáncer endometrial

 

¿Qué es el cáncer endometrial?

El revestimiento interno del útero se llama endometrio. El cáncer del endometrio, es uno de los
más comunes de los órganos reproductivos femeninos, es una enfermedad en la que las células malignas (cancerosas) se encuentran en el endometrio.

El cáncer de endometrio es diferente del cáncer del músculo del útero que se denomina Sarcoma
del Útero; que es otro tipo de cáncer del útero, pero de menor frecuencia. Aproximadamente el 75
por ciento de los cánceres del endometrio son adenocarcinomas. Cuando su detección es temprana, el cáncer del endometrio es muy curable.

Según la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society), durante 2006 se diagnosticaron aproximadamente 41.200 casos de cáncer del cuerpo uterino en EE.UU.

Alrededor del 95 por ciento de estos cánceres son del endometrio.

 

 

¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer endometrial?

Los siguientes son factores de riesgo para el cáncer endometrial:

Menarquia precoz: Los períodos comienzan a una edad precoz, antes de los 12 años de edad.
Menopausia tardía (después de los 52 años de edad).
Infertilidad (imposibilidad de quedar embarazada).
No tener hijos.
Obesidad.
Haber recibido tratamiento para el cáncer del seno con Tamoxifén .
Terapia de reemplazo estrogénico para el tratamiento de los efectos de la menopausia.
Dieta alta en grasa animal.
Diabetes.
Cuarenta años de edad o más.
Antecedentes familiares de cáncer de endometrio o de colon .
Antecedentes personales de cáncer del seno o del ovario.
Terapias de radiación en el pasado para el cáncer pélvico.

 

¿Cuáles son los síntomas del cáncer endometrial?

Consulte con un médico, si Usted experimenta cualquiera o todos los siguientes síntomas:

Sangrado o flujo que no está relacionado con sus periodos (menstruación).
Sangrado posmenopáusico.
Dificultad o dolor al orinar.
Dolor durante el coito.
Dolor y/o una masa en el área pélvica.
Pérdida de peso.

 

¿Cómo se puede prevenir el cáncer endometrial?

La causa exacta del cáncer endometrial no es conocida, y no hay cura médica para este en el momento. Sin embargo, los médicos creen que evitar los factores de riesgo conocidos, siempre
y cuando sea posible, controlar la obesidad y la diabetes son las mejores formas de disminuir
el riesgo de desarrollar cáncer endometrial.

 

¿Cómo se diagnostica el cáncer endometrial?

El diagnóstico incluye el chequeo ginecológico por un especialista.

Ecografía transvaginal (también llamada Ecosonografía): Prueba ecográfica que se realiza con un instrumento pequeño, llamado transductor, que se coloca en la vagina. Esto permite ver el grosor
del tejido endometrial.  Es posible que el médico realice una biopsia si el endometrio se ve demasiado grueso. Este engrosamiento (Hiperplasia endometrial) generalmente precede al cáncer endometrial.

Biopsia endometrial: Procedimiento que consiste en obtener una muestra de tejido endometrial
por medio de una sonda flexible que se inserta en el útero. La muestra de tejido se examina bajo microscopio para determinar la presencia de células cancerosas o de otras células anormales.
El procedimiento de biopsia endometrial  se realiza en el consultorio del médico.

Dilatación y curetaje: Operación menor que consiste en dilatar (agrandar) el cuello uterino de modo que sea posible raspar el canal cervical y el revestimiento uterino (endometrio) con una cureta (instrumento con forma de cuchara). Requiere anestesia general. El patólogo examina el tejido
en busca de células cancerosas.

 

 

Tratamiento para el cáncer endometrial:

El tratamiento elegido depende en la etapa del cáncer, si está solamente en el endometrio, o si se ha propagado a otras partes del útero, o a otras partes del cuerpo. Generalmente, el tratamiento para los pacientes con cáncer del endometrio incluye uno o más de los siguientes:

Cirugía: La histerectomía: Extirpación quirúrgica del útero.
La salpingo-ooforectomía: Cirugía para extirpar las trompas de Falopio y los ovarios, lo cual se hace conjuntamente con la histerectomía.
La disección de los nódulos linfáticos pélvicos y su extirpación.
El muestreo laparoscópico de los nódulos linfáticos: Los nódulos linfáticos se extirpan a través del laparoscopio, el cual se inserta a través de una pequeña incisión en el abdomen.
La terapia por radiación.
La quimioterapia.
La terapia hormonal.

El texto de este capítulo es colaboración del Dr. Alfredo Díaz Bruzual