postheadericon Cáncer de mama

 

¿Qué es el cáncer?

El cuerpo está compuesto por varios tipos de células, las cuales normalmente se dividen en una forma ordenada para producir más células únicamente cuando son necesarias. Cuando las células se dividen y las células nuevas no son necesarias, se forma demasiado tejido. Esta masa de tejido extra, a la que se le llama tumor, puede ser benigna o maligna.

El cáncer es un grupo de enfermedades  (más de 100 tipos) que ocurren cuando las células se vuelven anormales y se dividen sin control ni orden.

Pueden invadir y dañar los tejidos y los órganos vecinos.Se metastatizan. La metástasis se produce cuando las células cancerosas se separan del tumor maligno y entran a la corriente sanguínea o al sistema linfático para formar tumores secundarios en otras partes del cuerpo.

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama consiste en un crecimiento anormal y desordenado de las células de éste tejido. Es uno de los cánceres mas frecuentes en el sexo femenino, sobre  todo en los países desarrollados.

 


¿Cuántas mujeres padecen esta enfermedad?

En Venezuela se diagnostican cada año 2497 casos de cáncer de mama, en el año 2005 se detectaron 3380 nuevos casos. Al año mueren unas 1019 mujeres por esta enfermedad, en Caracas se estima que mueren unas 150 mujeres al año; constituyendo la segunda causa de muerte por cáncer dentro de las mujeres venezolanas.

La Sociedad Americana del Cáncer estima que cada año se diagnostican unos 190.000 nuevos casos de cáncer invasivo de mama en Estados Unidos. La supervivencia relativa de cinco años para mujeres estadounidenses con cáncer mamario localizado es en la actualidad del 97%.

En la Unión Europea se estima que cada 2,5 minutos, una mujer es diagnosticada con cáncer de mama y que cada 6,5 minutos una mujer muere por dicha enfermedad. En Francia se reportan unos 25.000 casos nuevos al año con una mortalidad de 11.000 mujeres al año, lo que representa la primera causa de muerte por cáncer en la mujer.

Los índices de mortalidad del cáncer de mama disminuyeron de 1992 a 1996 significativamente, probablemente debido a los mejores diagnósticos y a las mejoras en los tratamientos. Actualmente el cáncer de la mama afecta tanto a mujeres de edad avanzada como a jóvenes. No son raros los casos de mujeres con cáncer de mama a los 35 años de edad.

¿Cuales son los factores de riesgo?

Un factor de riesgo es aquel factor que predispone al desarrollo de una enfermedad, es decir que si este factor no se tiene en cuenta, la posibilidad de que se desarrolle una enfermedad se hace más probable.

En el cáncer de mama se tienen en cuenta los siguientes factores de riesgo:

– Las mujeres con antecedentes de familiares de cáncer de mama. Cuando la madre, tías o hermanas han  tenido cáncer. Y la posibilidad es mayor cuando el cáncer apareció antes de la menopausia. Se han identificado genes que los médicos clasificamos como: BRCA-1 y BRCA-2, en más de la mitad de los casos de cáncer de mama.
– Las mujeres con antecedentes personales de cáncer mama, es decir si tuvieron el problema en una de las mamas, corren el riesgo de tenerlo en la contralateral.

Son factores de riesgo discutidos:

– Las mujeres que no hayan tenido hijos antes de los 30 años.
– La nuliparidad (mujer que nunca a salido embarazada)
– La no lactancia (mujer que habiendo tenido hijos no les dio de lactar)
– Las consumidoras de dietas con abundante grasa.
– Antecedentes de mastopatía fibroquística con atípica.
– Hormonoterapia sustitutiva o con anovulatorios orales.
– La exposición a radiaciones.
– La obesidad.
– Las mujeres que han tenido otro tipo de cáncer sobre todo de endometrio.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cáncer del seno?

Hay varios tipos de cáncer del seno:
El tipo más común comienza en el revestimiento de los conductos galactóforos de la glándula mamaria y se llama Carcinoma Ductal.
Otro tipo común llamado Carcinoma Lobular, ocurre en los lobulillos de la glándula.

Cuando el cáncer del seno se metastatiza, o se propaga afuera del seno, frecuentemente encontramos células del cáncer en los nódulos linfáticos de la axila. Si el cáncer ha alcanzado estos nódulos, esto podría significar que otras células del cáncer se han propagado a otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama?

El cáncer de mama en estadio temprano, que es cuando el tratamiento tiene éxito, por lo general no tiene síntomas.

Pero estos son algunos signos que nos pueden hacer sospechar del cáncer de mama, y que obligan a toda mujer a consultar a su médico inmediatamente:
-Un bulto o tumoración que se siente al tacto, que se diferencia del resto de tejido mamario,  de consistencia dura, mayormente no dolorosa, y que no desaparece en el transcurso de los días.
-Piel de la mama rugosa, que se puede parecer a la “cáscara de una naranja”.
-Deformidad de la mama.
-Secreción mamaria, sobre todo si contiene sangre.
-Hundimiento del pezón.

¿Qué medidas deben tenerse en cuenta para el diagnóstico precoz de esta enfermedad?

Que toda mujer se haga periódicamente (1 vez al mes, después del quinto día de habérsele finalizado el periodo), un auto examen de la mama.
Que toda mujer a partir de los 35 años de edad se haga un examen de mamografía periódicamente, según lo indique su médico.
Que mujeres con una tumoración en la mama, se haga el estudio respectivo con  ecografía,  biopsia mamaria, u otro procedimiento, según sea el criterio del médico, para descartar una tumoración maligna.
Que toda mujer con los factores de riesgo arriba mencionados, cumpla aún con mayor obligación las tres medidas que anteceden.

¿Qué es la Mamografía?

Es el método más importante para el diagnóstico del cáncer de mama.
Los signos mamográficos de posible malignidad son:
– Presencia de nódulos densos, de bordes imprecisos con retracción de la piel o edema cutáneo.
– Presencia de microcalcificaciones en número superior a 6.
La edad para hacerse la mamografía es polémica. Por lo general, a los 40 años se debe hacer una mamografía como parte del chequeo ginecológico. Cuando existen nódulos deben realizarse mamografías de seguimiento de acuerdo a lo que recomiende su médico.

 

¿Cuál es el tratamiento para el cáncer de la mama?

El tratamiento del cáncer de mama depende del estadio en que se encuentre, y del tipo de cáncer que la paciente tenga. El tratamiento fundamental es la cirugía, pero esta se debe acompañar de otros tratamientos coadyuvantes: quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia.

La quimioterapia: La quimioterapia es el uso de las drogas contra el cáncer para el tratamiento de las células cancerosas. La quimioterapia llega a todas las partes del cuerpo, no sólo a las células del cáncer. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada individuo.

El oncólogo también determinará por cuánto tiempo y qué tan seguido usted tendrá los tratamientos de quimioterapia. La quimioterapia puede ser administrada por vía intravenosa (en la vena) o a través de píldoras, y es usualmente una combinación de drogas. Los tratamientos de quimioterapia frecuentemente se dan en ciclos: un periodo de tiempo para el tratamiento, seguido por un periodo de recuperación, y luego otro tratamiento. La quimioterapia puede administrarse en una varias partes incluyendo su hogar, las instalaciones de un hospital ambulatorio, la oficina o la clínica de un médico, o en un hospital.

La quimioterapia se puede administrar antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor y, a veces, para posibilitar una cirugía conservadora de la mama en lugar de una mastectomía. Muchas veces se administra después de la cirugía e incluso cada dos o tres semanas en “dosis densas”.

La radioterapia: Es un proceso que envía altos niveles de radiación directamente a las células cancerígenas. La radiación que se administra después de la cirugía puede matar áreas pequeñas de cáncer que no se pudieron detectar durante la cirugía. La radiación también se puede aplicar: antes de la cirugía para reducir el tumor, en combinación con la quimioterapia y como un tratamiento paliativo (terapia que alivia los síntomas, como el dolor, pero no altera la evolución de la enfermedad).

La radioterapia se puede administrar en varias formas diferentes. Sin embargo, la radiación externa es el tipo que habitualmente se usa para el tratamiento del cáncer del seno. La radiación externa es un tratamiento que envía radiación en niveles elevados directamente a las células cancerosas. El radioterapeuta controla la máquina. Dado que la radiación se aplica para matar a las células cancerosas, se deben usar protectores especiales para salvaguardar el tejido que rodea el área a tratar. Los tratamientos no son dolorosos y suelen durar unos minutos. El radioterapeuta planeará su tratamiento radioactivo basado en sus antecedentes médicos, el examen físico, los informes patológicos y de laboratorio, sus mamogramas y cirugías anteriores. Se le marcará el área del pecho con una tinta que permanecerá en la piel durante el ciclo de sus tratamientos. Estas marcas aseguran que la radiación se aplicará en el área exacta que requiere el tratamiento.

La hormonoterapia: Se usa en todas las posmenopáusicas y en las premenopáusicas con receptores estrogénicos positivos. El medicamento usado es el Tamoxifeno.

 

 

 

¿Qué debe hacer una mujer que tiene factor de riesgo?

Consultar a su médico, para recibir información, y hacer vigilancia periódica de los factores de riesgo.

¿Qué más debe saber acerca del cáncer de la mama?

– Cuando tenga que usar anticonceptivos orales o terapia de substitución estrogénica, debe hacerse un descarte previo de cáncer de mama.
– El cáncer de mama también se puede dar en varones, aunque su frecuencia es mucho menor.
– Algunos estudios están demostrando que el cáncer de mama se evidencia en mujeres abusadoras del consumo de alcohol y/o del tabaco.
– Que se debe practicar un estilo de vida saludable en la prevención de muchas enfermedades: “Comer para vivir y no vivir para comer”, no abusar de sustancias psicotrópicas y practicar deporte.
– La “dieta mediterránea” ha quedado demostrada que evita muchas enfermedades, y a las personas que la consumen tienen una vida más larga y libre de enfermedades crónicas; consiste en: frutas, verduras, leche, cereales integrales, frutos secos, aceite de oliva, carnes de pollo (sin piel) y pescado (azul de preferencia).

Este texto es colaboración del Dr. José Antonio Quijada